Seguridad

Paolo Badano ha creado y patentado distintos sistemas que permiten conducir un Segway® que se equilibra por sí mismo desde una posición sentada. En el Genny™ 2.0, cada movimiento del tronco se traduce en un movimiento real del vehículo.

Muchos de los usuarios potenciales de este vehículo son personas con movilidad reducida; eso ha obligado a prestar especial atención a su estacionamiento y a la seguridad electrónica. Un botón activa varios dispositivos electrónicos y mecánicos que despliegan dos patas autonivelantes, con ayuda de las cuales el Genny™ 2.0 se estaciona de manera segura en cualquier tipo de terreno.

sicurezza

En la silla de ruedas Genny, las operaciones de estacionamiento se controlan mediante sensores de estado y de movimiento conectados a una electrónica especialmente diseñada. Estos sensores permiten que la unidad de auto-equilibrado interaccione con los sistemas del asiento y de estacionamiento, sincronizando todos los procesos durante el uso del vehículo.

Si se produce un fallo en la electrónica de vigilancia, se activa un sistema redundante que asume el control de manera instantánea y detiene su silla Genny 2.0™ de forma segura incluso en ausencia de estabilización electrónica.

El usuario recibe distintas señales acústicas y visuales que le proporcionan información útil para manejar de manera segura su silla de ruedas Genny™ 2.0. El vehículo utiliza una llave codificada inalámbrica de 64 bits, imprescindible para ponerlo en funcionamiento, que evita que lo utilice cualquier persona no autorizada y que, además, proporciona información completa sobre velocidad, distancia, media por hora y tiempo. El vehículo cuenta con un sistema antirrobo integrado que bloquea las ruedas y emite sonidos y vibraciones.

Para Paolo, la prioridad esencial de este proyecto ha sido siempre la seguridad del usuario. Este requisito ha sido muy exigente, si pensamos que implica componentes electrónicos y mecánicos en dos ruedas paralelas. Por eso las asas laterales ofrecen una opción de control manual, no solo para retener al usuario sino también para ejecutar estacionamientos de emergencia. Esto significa que el usuario dispone de una especie de “red de seguridad” que le permite, en cualquier momento, empujar hacia abajo una de las asas laterales y desplegar de inmediato las patas de estacionamiento para ganar estabilidad en cualquier tipo de terreno.
La singularidad de la silla Genny™ 2.0 no reside únicamente en sus características tecnológicas, sino también en su asiento ergonómico con respaldo Tarta® (ver la sección “Ergonomía”), que posee enormes posibilidades de regulación para adaptarse a cualquier persona y postura. Además, posee un atractivo diseño de un compacto chasís aerodinámico de plástico termo-formado, con cautivadores contornos y que permite cualquier combinación de colores.

WP-Backgrounds by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann